1/04/2017

Quinta La Vega. Gijón

De los proyectos que hemos realizado, sin duda el mejor conservado a lo largo de los años es Quinta La Vega.
La Autoridad Portuaria de Gijon, nos encargó a principios de 2003 la restauración de los jardines a la vez que se restauraba el edificio para su nuevo uso como edificio institucional del Puerto de Gijón.
La parcela se encontraba en un estado lamentable, con ejemplares históricos de arbolado en muy malas condiciones, en los limites sur y este y restos de plantaciones agrícolas de manzanos sobre la pradera existente al norte, de las que no se podíamos salvar nada.  El primer objetivo fue salvar el mayor numero de ejemplares de arbolado, centrados en la zona sur de la casa, diseñar las circulaciones y un espacio oculto de aparcamiento, segregar las vistas con las nuevas viviendas al norte mediante la creación de una ladera artificial y un bosque de abedules que manteniendo la privacidad de la parcela, no condenara a los nuevos vecinos a la visión de una muralla. El pequeño estanque junto a la casa, sirvió como referente para generar un cauce de agua que recorría la parcela de norte a sur y este a oeste, a la vez que recogía las aguas superficiales de las praderas, configurando un espacio de usos múltiples que pudiera usarse para eventos institucionales fuera de la edificación.
Como especies incorporadas junto al camino y en los nuevos espacios generados, utilizamos ginkgos, liquidambar, cerezos japoneses y abedules.

El uso de árido blanco, en los recorridos principales trataba de aportar luz y resaltar el verde dominante en un espacio junto al mar con ampliar horas de umbría.